Alternativas al uso de plásticos en el sector de la hostelería

Todos conocemos ya los efectos que la generación de residuos de plástico están causando en el medio ambiente. Desde las enormes islas de plástico a la presencia de microplásticos en los animales que consumimos.

 

¿Cuál es la problemática del plástico?

Es un material que el ser humano ha introducido masivamente en la naturaleza en forma de residuo desde hace relativamente poco tiempo. Y es que el plástico tal y como lo conocemos, existe desde hace tan solo 60 o 70 años. Pero desde entonces, su penetración en todos los sectores (industrial, textil, alimentario…) ha sido tal, que hoy en día cuesta mucho concebir una vida sin plástico.

La hostelería, como tantos otros sectores, se ha convertido en una fábrica de desechos de plástico, especialmente con el auge del delivery y la venta online, que requieren de una enorme cantidad de envases. Hasta tal punto que países como Francia ya han prohibido el uso de plásticos en platos, vasos, cubiertos y otros utensilios, por lo que es solo cuestión de tiempo que esta medida acabe llegando a España 

¿Qué alternativas hay entonces al uso de tanto material plástico? Empresas como Klimer, ya están ofreciendo productos biodegradables a precios muy competitivos. Veamos algunos ejemplos.

 

Los productos biodegradables pueden llegar a ser más económicos

Os dejamos algunas alternativas de la empresa que hemos citado antes:

  • Pajitas biodegradables: ¿sabiais que somos el país que más pajitas consume del mundo? ¿Y que además las pajitas de plástico son uno de los productos más contaminantes?
  • Envases de PLA (Almidón de Maíz): uno de los nuevos materiales revolucionarios que está sustituyendo al plástico, obtenido de plantas y 100% compostable. Una alternativa especialmente interesante para los servicios de entrega a domicilio.
  • Biodegradables de caña de azúcar: desde el tallo a las hojas, de la caña de azúcar se aprovecha prácticamente todo para hacer cualquier tipo de utensilio: platos, cuencos, cucharas, vasos…
  • Bolsas de basura compostables: ya tienen características y precios muy similares a sus homólogas de plástico, por lo que sustituirlas no supone un gran esfuerzo.
  • Recipientes de hoja de palmera: hay todo tipo de envases  Estos además aguantan temperaturas relativamente altas (180 ºC) en hornos convencionales y se pueden usar en el microondas.
  • Biodegradables de bambú: análogo a sus hermanos de la caña de azúcar y hoja de palmera. Con la ventaja añadida de que el bambú la planta con el crecimiento más rápido del planeta, por lo que se facilita su cultivo.
  • Utensilios de madera: bandejas, platos, cucharones… Los hay de auténtico diseño. No solo ayudan en la lucha contra el plástico, si no que pueden aportar además cierto aire de sofisticación al restaurante 😉
  • Desechables de cartón y papel: ideales para vasos, bolsas, cajas, recicpientes…

Ya vemos que alternativas no faltan. Siendo además un tema que cada vez preocupa más a la población, ya no es únicamente una cuestión medioambiental, si no de imagen. Citando una de las encuestas realizadas en este artículo:

La gran mayoría de los consumidores encuestados, el 78%, dijeron que estarían “dispuestos” o “muy dispuestos” a comprar alimentos y bebidas envasados en un envase “ecológico” si tuvieran el mismo precio que los tradicionales.

Ya sea por conciencia medioambiental, por imagen de marca, o por ambas, ¡ya no hay excusas para no empezar a eliminar plástico! 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *